Madre Tierra. Arenillas de San Pelayo

Un intenso sábado hemos vivido un par de valles más a la izquierda, perdón, más al oeste, debería decir para ser geográficamente correcta. Tarabés, Burejo, Boedo y Valle de Valdavia.

Einen intensiven Samstag haben wir verbracht. Ein paar Täler weiter links sind wir gewesen, oder wie man wohl geographisch korrekt sagen würde, weiter Richtung Westen, im Tal des Valdavia, in Arenillas de San Pelayo.

CARTEL-1 texto LOGOS R ENVIARDort haben wir über Tradition, über Kultur und über Bildung gesprochen, Themen die seit Jahren und angesichts der gegenwärtigen Lage Spaniens mehr als zuvor, gerade in den ländlichen Gegenden brisant  sind, denn die Landflucht hat nicht abgenommen. Zwar gibt es viele junge Leute, die in den Grossstädten studiert und gearbeitet haben und sich jetzt aufgrund der Krise gezwungen sehen, in den Dörfern ihrer Eltern Unterschlupf zu suchen, aber für sie ist es nur eine Zwischenlösung. Auf der anderen Seite bleibt vielen von denen, die _wie wir_ in den letzten Jahren mit viel Energie, Hoffnung und Begeisterung den Sprung aus der Grossstadt auf’s Land gewagt und sich dort selbständig gemacht haben, um eine neue Lebensgrundlage zu finden, nichts anderes übrig, als sich “zurückzuziehen”. Manche nur hinsichtlich ihres Selbständig_Seins, manche indem sie erneut ihre Koffer packen müssen, um irgendwo anders neu anzufangen. Was ist los mit diesem Land? Was ist los mit dieser Gesellschaft, dass sie tatenlos zusieht, wie ein Land langsam aber sicher “abgebaut wird”?

img_33

(es) Ahí nos hemos reunido con los vecinos del valle y unos cuantos visitantes para hablar de las escuelas campesinas, de tradición oral y de alternativas culturales en el medio rural, hemos visitado el pequeño mercadillo de productos locales, de alimentación y artesanía, hemos degustado un menú delicioso que nos habían preparado las mujeres del valle, hemos escuchado al grupo Vihuela Folk y hemos hecho unos cuantos nudos en nuestra red social. Pero sobre todo hemos conocido a gente maravillosa y hemos sentido a través de todos los presentes, pero especialmente a través de sus amigos y su familia, su mujer y sus dos hijas Elena e Isabel, la presencia de Estéban Crespo, hombre comprometido con el medio rural, presidente de Escuelas Campesinas de Palencia durante 12 años, miembro y presidente de CAS (Colectivos de Acción Solidaria) y durante 8 años vicepresidente de la Universidad Rural Paolo Freire. Cuando hablo de la importancia de la dimensión humana hablo de gente como él, gente capaz de dar impulsos, gente capaz de extender su compromiso individual a todo un colectivo, gente que se va, porque todos tenemos que irnos en algún momento, pero que deja atrás una huella viva en los que la rodearon, una huella lo suficientemente fuerte como para que tomen el relevo y sigan adelante…… Ausencias y presencias, palabras y sentimientos, todo junto hace que sigamos desarollandonos como individuos y como colectivos. Nosotros no hemos tenido la suerte de conocer a Estéban personalmente, llegamos tarde, porque falleció el año pasado. Pero le hemos sentido a través del calor humano con el que todo el mundo nos ha tratado.

img_40

Después de este pequeño homenaje, que me apetecía mucho hacer, intento resumiros lo que ha sido esta séptima edición de “Madre Tierra“. Deciros primero que aúnque antes de ir tenía una ligera idea “de lo que iba”, nunca había entrado en contacto directo y personal con Escuelas Campesinas o con la Universidad Rural. A Jermomo Aguado sí que le había seguido, pero “de lejos”, como ocurre muchas veces cuando te entra información de aquí y de allá, porque tienes todas las ventanas de tu espacio virtual abiertas de par en par….. y el valle de Valdavía, aunque muy lejos no nos pilla, nunca lo habíamos visitado. El contacto con la Asociación para el desarollo Integral del Valle de Valdavia (ADIVAL), lo hizo Belén, La Golosa Libélula, excelente repostera que lamentablemente se ve obligada a cerrar su obrador en Dehesa de Los Romanos. Ella conocía la asociación de alguna edición anterior y pasó el contacto a Arturo Tejedor, que finalmente nos llamó para invitarnos.

img_50

Estando la cosa así, casí podemos decir que hemos aprendido más de lo que hemos podido enseñar. En cualquier caso ha sido un intercambio de experiencias muy interesante y espero que este contacto que hemos podido establecer siga vivo en el futuro.

Para separar las diferentes vertientes de nuestra experiencia voy a ordenar fotos y texto en pequeños apartados:

el pueblo:

img_01

Arenillas de San Pelayo  cuenta con una iglesia romanica que supongo formaba parte de la red de pequeños conventos que había en las rutas jacobéas. La antigua abadía ha sido restaurada y actualmente da servicio como comedor social a los habitantes de cinco pueblos del valle, y es sede de las Escuelas Campesinas de Palencia y de la Universidad Rural Páramos y Valles, que desarrollan a lo largo del año diferentes cursos, talleres, charlas y encuentros.

el románico

img_146

img_147 img_144Llegamos pronto, así que tuvimos tiempo para dar una vuelta por el pueblo, antes de que viniera la gente para montar sus puestos de productos de alimentación y artesanía…

el mercadillo

img_56 img_53dulces, miel, licores, artesanía textil, cestería, productos de la huerta……

las charlas

Tres charlas comprendía el programa de la mañana:

1. Esuelas Campesinas de Palencia. Jeromo Aguado.

img_55Como ya os he dicho antes, no conocía a Jeromo personalmente. Sï que me había hablado de él, en FB le ví y le escuché “enlatado”, pero me apetecía vivir este momento que no se puede suplir por mucha virtualidad y mucha información ajena que una reciba:  el de mirarnos a los ojos, vernos la cara, echar unas risas y darnos un abrazo.

Aquí estamos a punto de dar la bienvenida a toda la gente que llenó la sala. Arturo, de rojo y de pie, Elena, Jeromo, yo y Oscar Rodriguez, integrante del grupo de musica VIHUELA FOLK.

Atentamente he seguido la charla de Jeromo, y si ahora repaséis el collar de palabras que me guardé, vais a entender el por qué:

dignidad // lentitud // permanencia // resistencia // perseverancia // encender la bombilla una y otra vez // transformación // reflexión para la acción // agitadores // activistas // militantes // construcción colectiva de conocimiento……

TAGs, palabras claves, que reflejan la filosofía de las Escuelas Campesinas, pero en gran medida también la del KUKU……

img_75.

2. La cultura tradicional a través de la música

Oscar nos habló de la importancia de la transmisión oral, y, como no podía ser de otra mandera tratándose de un músico, aprovechó la ocasión para hacernos un recorrido “musical” por todo el año. Después de la parte teórica nos quedamos con la curiosidad de esuchar la parte práctica. El concierto del grupo, del que forma parte, VIHUELA FOLK , iba a cerrar la jornada.

Y me tocó a mí cerrar el cíclo de charlas_presentaciones, hablando de nuestra experiencia con el KUKUprojekt

img_85

3. Otras alternativas culturales en el mundo rural.

….y yo, como siempre, toda nerviosa hasta que encuentro mi hilo y empiezo a tirar de él……

img_83

img_94

Después de esta mañana de palabras, ideas, reflexiones, volvimos a la calle para disfrutar del sol, de la compañía de los vecinos…

img_125…. de la comída…

img_133… y de la música

img_150img_165img_187Hemos vuelto a casa con la sensación de que nuestra red social se ha hecho un poquito más fuerte gracias a los nuevos contactos.

Hemos vuelto a casa también con esta sensación agridulce porque si es que sí, si es que tiene sentido resistir y permanecer y seguir adelante con los pequeños proyectos, aunque a veces se hace duro, muy duro; si es que sí, también está claro que lo que se siembra crece muy lento, a veces tan lento que conduce a la desesperación. Y no siempre acompañan las circunstancias para poder permanecer, poder resistir, por mucho que una/uno quiera. Y aunque nos reinventamos cada mañana con una sonrisa para atraer las energías positivas, las renuncias de la noche anterior, los sueños perdidos, las pequeñas rendiciones cotidianas, los repliegues estratégicos duelen, desgastan, dejan pequeñas heridas en el alma que a veces se enquistan, a veces se curan, pero siempre consumen una cantidad enorme de energía e ilusión.

Y  hemos vuelto a casa con un libro que nos ha dedicado Jeromo:
El mundo rural se escribe“, escrito por Estéban Vega y por Jeromo Aguado, basado en los artículos que han ido publicando en el periodico Carrión. Lo tenéis en la biblioteca del KUKU a vuestra disposición.

img_0021

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s